Inicio / Blog / Artículos fiscales : Reforma del sistema fiscal 2014

Reforma del sistema Fiscal

El pasado 14 de marzo, el Gobierno presentó en el Consejo de Ministros el informe elaborado por el Comité de Expertos, designado meses anteriores, para la reforma del Sistema Fiscal.

A grandes rasgos, podemos anunciar que la reforma se centra en una bajada de los impuestos directos, fundamentalmente el IRPF y el IS, que se deberá compensar con una futura subida de la tributación indirecta, cuando la situación económica permita bajar las cotizaciones sociales y con el establecimiento de nuevos impuestos medioambientales.

 

Modificaciones que afectan al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

En relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se propone mantener la estructura dual actual del impuesto, compuesto por una base general, gravada mediante una tarifa progresiva y una base del ahorro gravada a un tipo fijo.

La base general estaría compuesta exclusivamente por los rendimientos del trabajo y de actividades económicas y en la base imponible del ahorro se incluirían los rendimientos del capital mobiliario, inmobiliario, la totalidad de las ganancias y pérdidas patrimoniales –sin distinción de ganancias a largo y corto plazo- y las imputaciones de rentas inmobiliarias.

En el capítulo de rentas exentas, se propone la supresión de algunas de las exenciones reguladas en la legislación vigente, entre ellas, la exención que ampara a las indemnizaciones por despido, la exención de 1.500 euros que afecta a los dividendos y participación en beneficios, la de las cantidades satisfechas por la empresa para seguros de enfermedad o la que afecta a la entrega de stock options.
De especial relevancia nos parecen las modificaciones propuestas en el ámbito de las ganancias y pérdidas patrimoniales. La primera de ellas, consiste en que la totalidad de estas ganancias y pérdidas patrimoniales pasan a tributar en la base imponible del ahorro, desapareciendo, por tanto, el diferente tratamiento que reciben actualmente según se trate de variaciones patrimoniales generadas en más o menos de un año. Por otro lado, para el cálculo de la ganancia patrimonial sujeta al impuesto, se propone suprimir los coeficientes de actualización de los valores de adquisición, así como los coeficientes de abatimiento.
Además, se propone mantener el tratamiento fiscal favorable que históricamente han tenido los planes y fondos de pensiones..

En el ámbito de las deducciones aplicables, quizá una de las propuestas que mayores críticas ha recibido sea la de la supresión con carácter retroactivo de la deducción por adquisición de vivienda habitual, que actualmente persiste para viviendas adquiridas con anterioridad al 1 de enero de 2013.

Y por ultimo hacemos referencia, en lo que a este impuesto concierne, en la tan esperada y anunciada bajada de tipos. La propuesta del Comité de expertos se basa en el mantenimiento de una escala progresiva, aplicable a la base general, aunque reduciendo los tramos, de los 7 tramos actuales a 4. Esto debe de acompañarse con una reducción de los tipos, no debiendo superar el tipo máximo, incluido el autonómico, el 50%.

 

Modificaciones que afectan al Impuesto sobre el Patrimonio y al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Siguiendo la tendencia mayoritaria de los países de la Unión Europea, la propuesta de la comisión de expertos respecto al Impuesto sobre el Patrimonio es la de su supresión total. Esta medida se justifica considerando que se trata de un impuesto que grava las manifestaciones del ahorro y tiende a desincentivarlo.

Sin embargo, aunque podríamos decir lo mismo del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, no se propone su desaparición, aunque si una disminución sustancial de su tributación.

Modificaciones que afectan al Impuesto sobre Sociedades

La reforma del Impuesto sobre Sociedades se basa, al igual que en la del IRPF, en una rebaja significativa de los tipos impositivos, con la finalidad de lograr un acercamiento a los tipos efectivos actuales del Impuesto. Para ello, esta medida debería acompañarse necesariamente de la eliminación de algunas de las deducciones existentes.
Así, el tipo actual del 30% debería rebajarse hasta el 20%, aunque no se aconseja la adopción de esta medida de forma inmediata, sino hacerlo paulatinamente, situando previamente la tributación en torno al 25%.

Esta rebaja de tipos implica la desaparición del régimen especial de Empresas de Reducida Dimensión, que se ha convertido en la actualidad en un régimen generalizado en su aplicación, y supone un freno al crecimiento de las empresas.
Además de lo anterior, se propone la supresión de otras deducciones, como la deducción por I+D+I, la de inversión de beneficios, la de inversión en producciones cinematográficas, la deducción por inversiones medioambientales, la de reinversión de beneficios extraordinarios y la deducción por creación de empleo. Aunque esta última se conserva para supuesto de creación de empleo para trabajadores discapacitados.

Modificaciones que afectan al Impuesto sobre el Valor añadido

En cuanto a los tipos impositivos, la Comisión propone una revisión de los bienes sujetos al tipo reducido del 10%, estableciendo la tributación al tipo general, del 21%, de todos los bienes que actualmente se acogen al tipo reducido con tres salvedades: la vivienda, los servicios turísticos y los servicios de transporte.

Otras propuestas de distinta índole a destacar, entre otras, son la solicitud de acomodar los requisitos exigidos en el IVA con los previstos en el Impuesto sobre Sociedades con respecto a los créditos incobrables, la apuesta por la no tributación, en concepto de ITP, de las entregas de inmuebles en el caso de transmisión total del patrimonio empresarial.

Por último y en aras de la lucha contra el fraude, la Comisión Lagares propone la supresión del Régimen Simplificado, conocido como el régimen de módulos, y del régimen especial de Recargo de equivalencia.

 

Escribir un comentario:

*

Tu dirección email no será publicada.

catorce − 7 =

Copyright © 2018   |   Barci, S.L.Top